ÓBITO

Actualizado: 26 dic 2020



Eres viento, acaricias mi cara con un fuerte soplo,

Parece que suspiras y la tierra lo nota,

Estás en la lluvia, cuando moja mi cara y no me quito,

Aire, cuando pasa por mis manos como una caricia que me acompaña,

Eres desvelo de media noche, cuando lloro y te conviertes en lágrima, de la misma forma bajas por mi mejilla,

Sodio que mi boca degusta mientras te recuerdo

Eres, porque siempre vuelves

Y

Cada noche,

Regresas…

Para coserme los rotos,

Para perfumar de lirios mi soledad,

Para no volver mía la herida de tu ausencia,

Para recordarte,

Vuelves,

Habitando mi mente,

Desde el c i e l o.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Los motivos de Salvador Díaz Mirón Sursum como exhortación a don Justo Sierra Tu idea tiene cráteres y vierte lavas; del Arte recorriendo montes y llanos, van tus rudas estrofas jamás esclavas, como u

El presente ensayo analiza el lenguaje cinematográfico en la cinta Waking life teniendo −en cuanto a la interpretación− como principal línea directriz una entrevista realizada al director en la época

Creo que la resistencia perpetua de este amor siempre fue que yo creí que el amor aguantaba. Que aguantaba todo. Los pisones al alma, los rasguños a mis sueños y las patadas a mi seguridad. Que el a